SEMBLANZA DE

Luís Alberto "TITO" Durling
HP1-LD

 

Cuando me acuerdo de aquellos radio aficionados que ya se han ido de viaje para no volver, por lo menos en este mundo, uno de los primeros que me llegan a la mente es mi amigo Tito, yo cada vez que lo llamaba para pedirle un consejo le advertía, Tito: los amigos uno los llama cuando los necesita, no para molestarlos y hacerles perder el tiempo.

Tito era visionario pero actuaba con la realidad del tiempo, humilde pero inflexible ante las cristales empañados o asuntos mal construidos, no había campo en el cual no tuviera un cúmulo de sabidurías que nos hacía reflexionar antes de actuar.

Aquellos que dicen que siempre tomaban sus propias decisiones no podían dejar de recibir un consejo de Tito, siempre estuvo presente cuando se le llamó.

Por supuesto que en nuestro tema de la radio afición que era una de las cosas que nos unía, fue un maestro, un profesor y un doctor. Trató de volcar todos sus conocimientos a los más jóvenes, sirvió de asesor cuando los asuntos legales eran parte de nuestra agenda a discutir y nos sirvió con aprecio y cariño como si hubiésemos pagado una fortuna por sus servicios que siempre fue de gratis.

Luís Alberto “Tito” Durling Cordones, se fue y ha dejado un vacío que no es fácil llenarlo, pero que con los aportes que nos dejó, será más fácil la tarea.

Allá sabemos que estas jalando cables, enderezando torres y poniendo antenas, espéranos…

 

CON APRECIO DE TI, LA ASAMBLEA DE

RADIO CLUB DE PANAMA

TE RECORDARA PARA SIEMPRE